¿ME PUEDO CONTAGIAR CON EL NUEVO CORONAVIRUS?

Está en todas las noticias. Las últimas semanas no hacemos más que escuchar datos de este nuevo virus. Pero, ¿qué sabemos realmente de él?

¿Qué es?

Los coronavirus son una gran familia de virus que pueden infectar a numerosas especies de animales. Este nuevo coronavirus, llamado 2019-nCoV, fue detectado por primer vez en Wuhan (China).

¿Qué síntomas tiene?

Los síntomas que pueden presentar las personas infectadas son, desde los típicos de un resfriado, como tos, fiebre, estornudos… hasta complicaciones más serias como neumonía o dificultad para respirar.

¿Cuál es el período de incubación?

Por ahora se ha estimado que el período de incubación de 2019-nCoV es de 2 a 12 días, con un máximo en 14 días, y de media de 7 días.

¿Es muy contagioso?

La contagiosidad se mide con el número básico de reproducción, llamado Ro, que indica el promedio de personas que resultan infectadas por cada enfermo durante una epidemia. Según un primer estudio, el nuevo coronavirus tiene un Ro de 2,2, siendo similar al de los virus de la gripe.

¿Cómo se transmite?

Parece que la transmisión es por contacto directo con secreciones respiratorias de animales o personas infectadas que se pueden producir al toser o estornudar.

¿Cómo prevenirlo?

Hay diferentes medidas que podemos tomar para evitar su infección.

  • Lavarse las manos con agua y jabón o con soluciones alcohólicas es una de las más importantes.
  • Siempre estornudar o toser en un pañuelo desechable o, si no se tiene a mano, en el codo, pero nunca en las manos y siempre lavárselas después.
  • Mantener una distancia de al menos un metro cuando pensemos que podemos estar con personas con enfermedades respiratorias.
  • Usar mascarillas cuando creamos que podemos estar en contacto con personas que puedan presentar el virus. Hay tres tipos de mascarillas FFP1, FFP2 y FFP3, según su capacidad de filtración. Las FFP1 ofrecen un 78% de eficacia, las FFP2 un 92% y las FFP3 un 98%.

¿Hay vacuna?

Ya que es un virus bastante reciente (se descubrió el 7 de enero), aún no ha habido tiempo para desarrollar una vacuna. Por lo menos tres equipos de investigación de China, Australia y Estados Unidos están trabajando para crear una lo antes posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =