Piel post verano

En verano nuestra piel se ve expuesta a muchas agresiones diferentes: el calor, la radiación solar, el agua del mar o de la piscina y la contaminación. La piel se vuelve más frágil, se sensibiliza y deshidrata.

Para cuidarla de estas agresiones que ha sufrido te recomendamos: